Picor Vulvar: infecciones por hongos

Infecciones por hongos

La mayoría de las mujeres experimentarán picor vulvar junto con una infección vaginal por levaduras durante su vida. Aunque estos no suelen ser graves, los síntomas de la infección por hongos pueden ser molestos.

picor vulvar

Normalmente, un equilibrio de bacterias y levaduras saludables viven en la vagina. La bacteria mantiene a la levadura bajo control, previniendo el crecimiento excesivo. Cuando las bacterias de la vagina no controlan adecuadamente el equilibrio de la levadura, puede producirse un crecimiento excesivo de la levadura y causarnos ardor y picor vaginal.

Los síntomas de sobrecrecimiento de la levadura pueden incluir:

  • picazón en la vulva
  • Flujo inodoro blanco o claro

Las infecciones por hongos generalmente ocurren cuando algo altera el equilibrio bacteriano de la vagina. Las causas comunes incluyen:

  • lavado vaginal
  • Usar ropa interior apretada y/o sintética
  • Utilizar papel de baño con perfume o ciertos jabones
  • Dejarse demasiado tiempo el traje de baño mojado
  • cambios hormonales, como durante el embarazo, o por el uso de anticonceptivos hormonales
  • uso de algunos antibióticos para tratar otros padecimientos no relacionados con el picor en la vulva.

Algunas condiciones de salud también pueden hacer que una mujer sea más propensa a contraer una infección por hongos levaduriformes. Un sistema inmunitario debilitado o una diabetes no controlada pueden aumentar el riesgo.

Afortunadamente, la infección por levaduras y su consecuente picor vulvar, no es una enfermedad de transmisión sexual. Es decir, no es contagiosa no es transmisible de persona a persona durante el acto sexual.

La infección por levaduras puede ocurrir en el pene y también en el escroto, aunque no es tan común, y puede ocasionar enrojecimiento e irritación en dichas zonas.

Aunque las infecciones por hongos pueden causar un fuerte picor en la vulva, lo más recomendable no es rascarse ya que la irritación puede empeorar. Existen cremas de venta libre para controlar la infección pero es recomendable  ir al médico para que nos dé el tratamiento más adecuado a nuestro diagnóstico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *