¿Por qué necesitamos magnesio?

¿Por qué necesitamos magnesio?

El magnesio desempeña un papel en más de 300 reacciones enzimáticas dentro del cuerpo, incluyendo el metabolismo de los alimentos, la síntesis de ácidos grasos y proteínas, y la transmisión de impulsos nerviosos.

El cuerpo humano contiene alrededor de 25 gramos (g) de magnesio, de los cuales entre el 50 y el 60 por ciento se almacena en el sistema esquelético. El resto está presente en los músculos, los tejidos blandos y los fluidos corporales.

Esta característica del MNT Knowledge Center es parte de una colección de artículos sobre los beneficios para la salud de vitaminas y minerales clave.

Examina la ingesta recomendada de magnesio, sus efectos sobre la salud, las fuentes dietéticas y los posibles riesgos para la salud.

Datos básicos sobre el magnesio

He aquí algunos puntos clave sobre el magnesio. Más detalles e información de apoyo se encuentra en el artículo principal.

El magnesio es vital para el buen funcionamiento de cientos de enzimas.
El consumo de magnesio adecuado puede ayudar a reducir los síntomas premenstruales.
Las semillas de girasol, las almendras y los camarones son algunos de los alimentos ricos en magnesio.
Los suplementos de magnesio pueden interactuar con diferentes medicamentos, así que es mejor consultar con un médico antes de tomarlos.

El magnesio es uno de los siete macrominerales esenciales.

Estos son minerales que necesitan ser consumidos en cantidades relativamente grandes, por lo menos 100 miligramos (mg) por día.

Una ingesta adecuada puede ayudar a prevenir problemas con los huesos, el sistema cardiovascular, la diabetes y otras funciones.

Los siguientes beneficios para la salud han sido asociados con el magnesio.

 

 

1. Salud ósea

El magnesio es importante para la formación de los huesos. Ayuda a asimilar el calcio en el hueso y desempeña un papel en la activación de la vitamina D en los riñones. La vitamina D también es esencial para la salud de los huesos.

La ingesta óptima de magnesio está asociada con una mayor densidad ósea, una mejor formación de cristales óseos y un menor riesgo de osteoporosis en las mujeres después de la menopausia.

 

2. Absorción de calcio

El calcio y el magnesio son importantes para mantener la salud de los huesos y prevenir la osteoporosis.

Sin magnesio, una alta ingesta de calcio puede aumentar el riesgo de calcificación arterial y enfermedad cardiovascular, así como de cálculos renales.

Cualquier persona que esté tomando suplementos de calcio también debe tomar magnesio para asegurarse de que su consumo de calcio se metabolice adecuadamente.

 

3. Diabetes

El magnesio desempeña un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos y la glucosa, por lo que su estado también puede influir en el riesgo de diabetes.

Varios estudios han asociado una mayor ingesta de magnesio con un menor riesgo de diabetes.

Por cada 100 mg al día de aumento en la ingesta de magnesio, hasta cierto punto, el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 disminuye en aproximadamente un 15 por ciento. Los bajos niveles de magnesio se relacionaron con un deterioro de la secreción de insulina y una menor sensibilidad a la insulina.

En la mayoría de estos estudios, la ingesta de magnesio provenía de fuentes dietéticas. Sin embargo, otros estudios han mostrado una mejoría en la sensibilidad a la insulina con una ingesta de suplementos de magnesio de entre 300 y 365 mg al día.

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), la Asociación Estadounidense de Diabetes (American Diabetes Association) señala que se necesita más evidencia antes de que el magnesio pueda ser usado rutinariamente para el control glucémico en pacientes con diabetes.

 

4. Salud del corazón

El magnesio es necesario para mantener la salud de los músculos, incluyendo el corazón, y para la transmisión de señales eléctricas en el cuerpo.

La ingesta adecuada de magnesio se ha asociado con un menor riesgo de:

aterosclerosis, una acumulación de grasa en las paredes de las arterias
hipertensión, o presión arterial alta
En el estudio Framingham Heart Study, se encontró que las personas con la mayor ingesta de magnesio tenían una probabilidad 58 por ciento menor de calcificación de la arteria coronaria y 34 por ciento menor de calcificación de la arteria abdominal.

Los pacientes que reciben magnesio poco después de un ataque cardíaco tienen un menor riesgo de mortalidad. El magnesio algunas veces se utiliza como parte del tratamiento para la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), para reducir el riesgo de arritmia o ritmo cardíaco anormal.

Una ingesta diaria de 365 mg de magnesio al día ha demostrado mejorar los perfiles lipídicos.

Los NIH citan hallazgos “significativamente” que asocian mayores niveles de magnesio en la sangre con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y de cardiopatía isquémica como resultado de un bajo suministro de sangre al corazón. También observan que los niveles más altos de magnesio pueden reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

Sin embargo, señalan que tomar suplementos de magnesio reduce la presión arterial “sólo un poco”.

Los NIH piden una investigación grande y bien diseñada para entender cómo el magnesio de la dieta o de los suplementos podría ayudar a proteger el corazón.

 

5. Dolores de cabeza por migraña

Estudios pequeños han sugerido que la terapia con magnesio puede ayudar a prevenir o aliviar los dolores de cabeza, pero la cantidad que probablemente se necesite para hacer una diferencia es alta. Sólo debe ser administrado por un profesional de la salud.

 

6. Síndrome premenstrual

Asegurar una ingesta adecuada de magnesio, especialmente combinada con vitamina B6, puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (SPM), como la distensión abdominal, el insomnio y la inflamación de las piernas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *