Prurito vulvar, un padecimiento más común de lo que crees

La el picor vaginal e irritación son síntomas comunes que todas las mujeres llegamos a padecer alguna vez. La comezón e irritación vaginal puede ocurrir incluso si no tienes una infección vaginal por hongos levaduriformes. De hecho, este simple picor puede convertirse en prurito vulvar, una afección más grave donde el deseo de rascarse se vuelve inevitable y crónico.

De hecho, una encuesta reciente reveló que el 61% de las mujeres experimentan comezón 17 veces al año.1 La comezón e irritación vaginal generalmente se caracterizan por una sensación de hormigueo, escozor o ardor en la piel externa que rodea el área vaginal. La comezón puede variar de leve a severa y puede aparecer y desaparecer en cualquier momento.

prurito vulvar

 

Causas del prurito en la vulva

Las causas de esta picazón persitente pueden estar relacionadas con una serie de factores. Algunos de los factores más comunes asociados a este padecimiento son:

  • Irritantes de los productos químicos que se encuentran en los jabones, detergentes, suavizantes de ropa, aerosoles femeninos, duchas vaginales, anticonceptivos tópicos.
  • Infecciones vaginales
  • Fluctuaciones en los niveles de estrógeno debido a la menopausia
  • Irritación causada por incontinencia urinaria
  • Reacciones alérgicas o efectos secundarios medicinales
  • Afecciones de la piel como eccema, psoriasis o dermatitis atópica

 

Tratamiento del prurito vulvar

prurito vulvar

Existen muchas cremas y pomadas de venta libre para tratar este incómodo malestar. Sin embargo, primero hay que detectar la causa del prurito vulvar para después tratarlo. Por esto mismo mejor ir al médico para que nos diagnostique y nos recomiende el tratamiento correcto.

Cómo prevenir el prurito vulvar

Para prevenir el picor vulvar, debemos evitar lo siguiente:

  • Usar ropa interior de nylon o sintética
  • Usar ropa ajustada
  • Usar productos que puedan irritar la piel alrededor del área vaginal como jabones, perfumes, baños de burbujas, desodorantes, cremas perfumadas, suavizantes de telas o papel higiénico perfumado, etc.

 

Igualmente es recomendable incluir los siguientes hábitos para prevenir y tratar el prurito vulvar:

prurito vulvar

  • Enjuaga bien en la ducha para evitar residuos de jabón persistentes en la piel.
  • Deja que la piel se seque completamente antes de vestirse
  • Utiiza productos diseñados específicamente para pieles sensibles
  • Siempre consulta a tu médico para determinar qué te está causando el desagradable prurito vulvar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *